En los últimos meses se ha detectado una necesidad en aumento en cuanto a cuidados a domicilio y es que quedarse en casa reduce el riesgo de contagio de nuestros mayores. Con el proceso de vacunación para la Covid-19 aún arrancando, a día de hoy no hay mejor protección para las personas mayores que limitar, en todo lo posible, el contacto con otras personas. Los numerosos casos de pacientes con coronavirus en las residencias de mayores han llevado a las familias a buscar alternativas más seguras, ya que el riesgo más alto se da cuando se tiene contacto cercano con varias personas y, en el caso de las residencias, es muy difícil de evitar.

El cuidado de personas mayores en casa, la alternativa más segura en tiempos de coronavirus

Ante esta situación, la asistencia a domicilio se ha convertido en una de las opciones más buscadas por las familias, ya que se presenta como una medida de seguridad frente a la Covid-19, teniendo en cuenta que las personas mayores son el grupo más vulnerable y a la vez, el más afectado en esta terrible pandemia. 

En Adiex Asistencia hemos atendido a decenas de familias, en las distintas fases que hemos vivido desde hace casi un año; así como hemos seguido proporcionando ayuda a las familias que ya venían confiando en nuestros servicios. Además, al tratarse de un servicio esencial, nuestros cuidadores y cuidadoras cuentan con un certificado de movilidad para desplazarse que les permite seguir trabajando ante las restricciones de movilidad. Para llevar a cabo el trabajo con la mayor seguridad, Adiex ha desarrollado un protocolo de prevención de contagios que todos los cuidadores y cuidadoras deben aplicar en los domicilios donde ofrecen asistencia. 

El cuidado de personas mayores en casa, la alternativa más segura en tiempos de coronavirus

La asistencia a domicilio es la opción más segura actualmente para cuidar de las personas mayores, pero evidentemente hay que seguir una serie de normas para evitar contagios entre la persona cuidada y el cuidador.  En Adiex Asistencia no hemos sufrido ningún positivo por Covid-19, gracias a la labor de nuestras trabajodoras, así como la aplicación de medidas preventivas:

Entre ellas, se encuentran las más conocidas, como el lavado habitual de manos y el uso continuo de la mascarilla, y además otras a tener muy en cuenta para evitar contagios en un domicilio, como ventilar la casa, mantener distancia siempre que sea posible, cambio diario de ropa o dejar el calzado de la calle en la entrada cuando se llega al domicilio. 

El control de síntomas es esencial para descubrir si una persona puede estar enferma de coronavirus. Los cuidadores de personas mayores deben estar atentos a cualquier síntoma, tanto de la persona a la que se cuida, como de ellos mismos. Si es el cuidador quien presenta síntomas o ha estado en contacto con algún caso positivo debe avisar a Adiex, para tomar todas las medidas de precaución. Si es la persona cuidada la que presenta los síntomas, el cuidador deberá llamar a los servicios médicos y avisar a la familia y a Adiex, ya que no se puede poner en riesgo la salud de ninguna persona. 

Los cuidadores de Adiex Asistencia, además de atender a la salud física de las personas que necesitan cuidados, tienen muy en cuenta cómo la pandemia puede afectar psicológicamente a las personas mayores

La importancia del cuidador profesional

Muchas veces, cuando comienza a existir la necesidad de buscar cuidados para una persona mayor, es la familia la que se hace cargo. Esto supone un gran esfuerzo para los familiares, que normalmente son los hijos, ya que no es fácil ni compaginar los cuidados con el resto de ámbitos de la vida, ni cuidar con dedicación. Ante esta situación, las familias necesitan un respiro, acudir a un profesional que acuda al domicilio para estar tranquilos.

Servicios que ofrecen los cuidadores 

Los cuidadores de Adiex Asistencia ayudan a los mayores a recuperar y mantener, en la medida de lo posible, su autonomía e independencia, facilitando su día a día en tareas tan necesarias como la higiene personal, acostarse y levantarse o vestirse. Se trata de profesionales que velan por la seguridad y el buen estado de salud de los mayores en todo momento: los acompañan al médico, controlan que sigan todas sus indicaciones y aplican curas básicas en caso de necesidad. 

También ayudan a las personas mayores a mantener su hogar limpio, además de dar soporte en la realización de otras tareas cotidianas. Las necesidades básicas como la alimentación también están cubiertas. Se garantiza, por lo tanto, preparación de comidas con un buen equilibrio nutricional y ayuda para comer, servir los platos y asegurarse que se ha comido lo necesario para mantener un buen estado de salud. En el proceso de selección de estos cuidadores, el cariño, la pasión, la confianza, la profesionalidad, la empatía y la vocación para ayudar a los demás son factores indispensables en nuestro equipo. De hecho, uno de los principales problemas que queremos combatir es la soledad y lo hacemos mediante la compañía, el ocio y el apoyo en lo que el mayor necesita. Por último, los cuidadores estimulan a las personas mayores con actividades físicas y cognitivas adaptadas a las necesidades de cada persona.